La nutrición juega un papel importante en el funcionamiento del sistema inmune, los alimentos ricos en omega-3, selenio, zinc, probióticos, vitaminas A, C Y E son los mas indicados para aumentar el sistema inmune porque favorecen la producción de las células de defensa del organismo de forma más eficiente.

La carne es una fuente de zinc, pueden proporcionar abundantes nutrientes para el cuerpo humano: